22.12.18

Sentimientos y recuerdos

Entre rincones de siglos, sumando una página

Texto y obra: Juan José Alonso Gallego

Fue a comienzos del siglo XXI, no sé por qué, pero mi sentimiento, percibe que algo falta en mis recuerdos. Se nace en un lugar, en este caso Martín Muñoz de las Posadas; los avatares de la vida y cuando estás viviendo, entre la adolescencia y la juventud, la familia tuvo que emigrar del lugar de nacimiento de todos nuestro miembros, interrumpiendo el vínculo de amigos y de otras vivencias que sucedieron en el pueblo de origen.

La vida continua fuera del lugar de mi infancia, y las circunstancias cambian, siendo generosa con el esfuerzo y trabajo; después de unos años ausente hay algo que te impulsa a volver, verificando que has perdido experiencias en el camino: vivir las tradiciones, las reuniones con tus grupos de amistades acusan lagunas de argumentos que no he vivido, sintiéndome en varias ocasiones forastero, queriendo poner un parche que haga de unión entre épocas de la vida en el pueblo, la inicial y la que deseas continuar, observando determinados elementos que se pueden mejorar.

La iglesia, constituida por culturas y estilos diferentes, como se observa en templos de estilos semejantes de otras ciudades, forma un rico patrimonio histórico y artístico. Vidrieras que se corresponden con el siglo de ampliación de la iglesia parroquial, perdiéndose la ornamentación de sus ventanas, salvo una muestra en uno de los óculos más pequeños. Participo con mi esfuerzo para compensar los años ausentes, inicio las gestiones para recuperar esas vidrieras que le devuelvan esplendor a la obra en sus orígenes; sumándose a este proyecto la Asociación Cultural "Luz de Castilla" y participando en la comisión Antonia Barrero Alonso y María Paz Feijoó Andrés, que por su importante colaboración y apoyo les transmito mis más sinceras gracias.

La ilusión te lo hace fácil, pero es largo el camino a recorrer. Año 2002 es la idea, hasta el año 2005 no se formaliza el proyecto; un maestro en el arte del trabajo  con el vidrio D. Carlos Muñoz de Pablos, recoge mi sugerencia y realiza el diseño con un programa iconográfico que se integra en el conjunto artístico de las diferentes obras que el templo contiene; la maestría del artista, mantiene en la amplitud del interior la luminosidad, de forma que la relación entre luz y color serán armónicos y producirán un ambiente equilibrado.

En el año 2016 cuando el proyecto se ve completado, atrás han quedado dificultades, dudas, experiencias, colaboraciones y aportaciones económicas de la mayoría de los vecinos, instituciones, donativos de visitantes, felicitaciones y sobre todo la satisfacción que se refuerza cada vez que llegan turistas a conocer nuestro patrimonio cultural, manifestando que: parece que las vidrieras están puestas de toda la vida.

Mi ánimo de colaboración en la divulgación y el mejor conocimiento de nuestros detalles artísticos en el templo, ha provocado varios  momentos de observación de las diferentes situaciones en la mezcla de luz y color que produce una atmósfera apacible y ambiente equilibrado en su interior.
En la vida existen estados de ánimo que buscan la expresión de los sentimientos; quizás por ello, como testimonio de mi afición por la pintura, y forma de manifestar esa atmósfera que he disfrutado en la mezcla de luz y color de ese espacio interior del templo parroquial; he intentado trasladarlo a los demás, a través del trabajo de óleo sobre lienzo que presento y por la satisfacción de compartirle, obsequio a la Asociación de Amigos del Patrimonio Natural, Histórico y Cultural de Martín Muñoz de las Posadas, la obra titulada Luz y Color.

Obra de luz y color