27.10.17

Fuentes en el entorno de Martín Muñoz de las Posadas 

Texto: Juan José Alonso Gallego
Fotografías: Ana María Galicia González y Juan José Alonso Gallego


Desde la Asociación, con el objetivo de promover una mejora en la  prestación de las fuentes localizadas en el entorno de Martín Muñoz de las Posadas, se fijaron dos jornadas para visitar aquellas fuentes que sean posible; ya que, algunas de ellas se encuentra en espacios de propiedad privada, y otras se han secado por diferentes motivos. Con estas visitas conoceremos su estado y colaborar en su recuperación para que sean puntos de referencias en el paisaje.
A la hora propuesta, 10:00h del Domingo 22 de octubre 2017, junto a la fuente de la plaza Mayor, estaba reunido el grupo de personas que decidió dar un paseo para visitar los lugares de las fuentes.
Cuando se planifica una actividad de campo en los días de Otoño,  es de esperar que el día ofrezca temperaturas suaves; en esta ocasión no fue el caso, resultó ser un día en el que se alcanzaron los 31º al final del recorrido.
La mayoría de los participantes en la actividad estaban expectantes por visitar las fuentes previstas en esta primera jornada. 
La primera fuente en el recorrido es la "Fuente El Herrero", esta fuente y su entorno ha tenido una reciente actuación de mejoras, tanto en la parte del caño por donde vierte el agua, como los pilones, que en otros tiempos, sirvieron para el lavado de la ropa de muchas de las personas del pueblo, y entorno paisajístico del lugar; actuación promovida por el Ayuntamiento de Martín Muñoz de las Posadas, con la subvención de las administraciones públicas que intervinieron en el Programa de Desarrollo Local LEADERCAL 2007 - 2013.

Fuente "El Herrero"

Caras de satisfacción en el comienzo de la jornada
La siguiente parada prevista era en la "Fuente Don Diego", del grupo de las fuentes afectadas por la reordenación de parcelas y creación de nuevos caminos del siglo pasado "Concentración Parcelaria". Esta fuente puede darse por desaparecida y solo queda colocar un hito junto al camino,  que indique el lugar de la situación de la fuente.
El lugar de la Fuente Don Digo, situada en el margen derecho del camino que nos conduce del pueblo al soto. 
Continuamos la marcha esperando tener más suerte con la siguiente fuente, "Fuente La Teja"; con la vista en el horizonte,  se divisa la Ribera del río Voltoya, en el camino hasta llegar a la franja de vegetación y pinares, el sol se hace notar; alivia encontrar una laguna que se ha formado en el cruce de caminos que delimita "La Dehesa", próxima al caserío del "Soto de la Esperanza", donde es frecuente encontrar poblaciones  de aves acuáticas.
La proximidad de la capa freática en este lugar con el nivel del suelo, permite fluir el agua con facilidad.
Caminamos unos minutos más para llegar al lugar de la "Fuente La Teja", que se encuentra junto al las ruinas del  caserío del Soto de la Esperanza. Por la acumulación de vegetación y arbustos en diferentes estados, fue un poco complicado llegar; pero tuvo su punto de emoción y de aventura encontrar su paradero.


Como referencia la ruina y al fondo un chopo que se eleva sobre los demás, hacia allí nos dirigimos.



Llegamos hasta el lugar del manantial, vimos su agua y  las tejas que se colocan en la vertiente del manantial para canalizar el agua y poderlo recoger .

"Tejas" y "Agua"

Después de comprobar la situación de esta fuente, continuamos el recorrido para dirigirnos a las que corresponden con la "Fuente de Los Cinco Pinos" y "Fuente La Irvienza"; por la primera pasamos junto a ella pero tampoco pudimos verla, porque la ocultan totalmente los matorrales y arbustos en extensión importante y resultaba muy complicado llegar hasta ella, aunque se conoce su localización.

Paso por el lugar de la "Fuente de Los Cinco Pinos"
Desde el lugar de la "Fuente de Los Cinco Pinos", sí divisamos la referencia donde se encuentra la "Fuente La Irvienza", fuente que no visitamos por estar apartada del recorrido previsto, y considerando el intenso calor de la mañana, simplemente fue indicado su lugar de ubicación que se divisa desde la "Fuente de Los Cinco Pinos".

Lugar de la "Fuente La Irvienza", junto al primer árbol de la línea de arbustos que se inicia en la loma
Superado el lugar de las dos fuentes mencionadas, fijamos como punto de parada y avituallamiento  "El Puente del Naranjo" y sitio del antiguo molino, donde pudimos comprobar la secuelas de la falta de lluvias: suelo con escasa vegetación y cauce del río sin caudal.

Sombra y calima, el suelo y río secos, fueron nuestros testigos del avituallamiento.  
En una mañana otoñal de elevada temperatura, hubiéramos preferido oír el caudal del río y sentarnos sobre un suelo con vegetación, pero lo que sentimos fue una mezcla de sensaciones de descanso y tristeza.

En la parada repasamos las fuentes que podríamos visitar al reanudar la marcha: "Fuente El Naranjo" y la "Fuente La Fresneda", si hacíamos el camino de retorno al pueblo por el camino Arévalo Arrieros o volver por el camino El Molino. Como teníamos a la vista el lugar donde se encontraba la "Fuente El Naranjo" y la "Fuente La Fresneda" es conocida por todos los participantes, decidimos volver por el camino El Molino, que a su vez es el recorrido más corto y con el calor sofocante no era cuestión de sumar kilómetros a la marcha.

Reanudada la marcha, por el camino del Molino dirección al pueblo, se encuentra el lugar de la "Fuente San Silvestre", junto al arroyo de este nombre y próximo a su desembocadura al cauce del río Voltoya.

Paso por el lugar de la "Fuente San Silvestre"
La "Fuente San Silvestre", también sufre los efectos de la sequía y presenta un mal aspecto, es decir, sin agua y oculta por la vegetación. Por lo tanto, hemos podido comprobar que la falta de uso continuado  de estos espacios, produce gran deterioro y a la mayoría de ellos les lleva a la desaparición.
Ahora solo queda "mantener el ritmo de la marcha", para concluir el recorrido y esperar que nos llegue un poco de "viento fresco" que alivie "el sofoco" conseguido.

Algunos de los participantes se detienen y sonríen para la foto, antes de indicarles el sitio de la "Fuente Riosaca".
La "Fuente Riosaca", está situada junto a la parte más alta del pinar que se encuentra entre la cuesta de San Blas y la cuesta de La Bodega, la previsión de su estado es de "seca"; además, las fuerzas de los caminante ya eran muy limitadas en ese momento y decidimos continuar, para finalizar la ruta hasta el pueblo, al que estaban llegando los menos fotogénicos.


Finalizada la actividad con la llegada de todos los participantes a la plaza Mayor, cansados pero enteros, nos despedimos ¡¡¡hasta la segunda jornada!!!, para visitar las fuentes restantes de otras partes del término.

Me permito sumar dos fotografías a estas referencias de una actividad que tiene que ver con el agua:

Fotografía de los fondos de la Diputación Provincial de Segovia.

Quizás alguno se reconozca en las personas de la fotografía y muchos recordarán las visitas que han hecho a esa fuente, para llevar el agua a sus casas.

Fotografía de nuestro amigo Mario Gonzalo "Cachero" y su mirada especial.
No he querido terminar este texto sin incluir una imagen de una fuente con agua, no podía ser otra que la mirada de Mario.