14.9.16

Crónica de la visita a Sigüenza

Fot. Juan José Alonso
Organizado por  de la Asociación de Amigos del Patrimonio Cultural de Martín Muñoz de las Posadas, se realizó un viaje de socios y acompañantes,  el domingo 11 de Septiembre de 2016, a la ciudad de Sigüenza, con la intención de conocer el legado que en ella dejó el Obispo Andrés Bravo de Salamanca (1584 – 1668), que nació en la Villa de Martín Muñoz de las Posadas; destacando una relevante colección de tapices, que desde 1664 se encuentran en la catedral de Sigüenza. 
Fot. Juan José Alonso

Tapices diseñados al estilo de francés Charles Poerson y realizados a partes iguales en los talleres de Bruselas de Jean le Clerc y de Daniel II Eggermans. La colección se compone de dos series de ocho tapices cada una, “la Historia de Rómulo y Rómulo” (en proceso de restauración en la Real Fábrica de Tapices de Madrid) y “Las Alegorías de Palas Atenea” expuesta actualmente en la gran sala del antiguo claustro catedralicio, formando parte de la exposición “Atempora” que desde el 08 de Junio de este año muestra un recorrido por la sociedad, la cultura y el arte sacro del Siglo de Oro. Exposición que fue visitada en el horario de mañana, en la que el guía oficial encargado de acompañar a los visitantes  indicó: “Martín Muñoz de las Posadas, el pueblo de los obispos”; porque Diego de Espinosa  y Arévalo, natural de Martín Muñoz de las Posadas, también fue nombrado obispo de Sigüenza en 1568.
Fot. Juan José Alonso
Por la tarde se hizo un recorrido acompañados por  Dª Pilar Martínez Taboada, Cronista Oficial de Sigüenza, es doctora en Historia del Arte, miembro de la Fundación Martínez Gómez-Gordo, de la Asociación Hispania Nostra, de la Junta Directiva del Centro de Estudios Seguntinos,  profesora de la Universidad Complutense de Madrid y ha recibido, entre otros muchos galardones, el Premio Mención Especial por la Igualdad en el año 2009; quién con gran amabilidad acompañó al grupo, hasta el momento de la partida hacia Martín Muñoz de las Posadas, mostrándole los rincones más interesantes de la ciudad con una magistral y entusiasta explicación en cada uno de ellos. La información ofrecida aún fue más especial en el interior de la Iglesia de Santiago (S.XII), en proceso de restauración, que está siendo costeada por diferentes aportaciones, entre las que se encuentra la de los visitantes; a la vez, de los conciertos que frecuentemente se celebran en el lugar con el mismo objetivo.