3.6.16

Un plató de cine en el siglo XVI


Las calles y plazas que forman el conjunto histórico de Martín Muñoz de las Posadas, en la Campiña segoviana, se ha transformado durante una semana en un plató de rodaje

Texto y Fotografías: Juan José Alonso Gallego

La Plaza Mayor y el marco que ofrece la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción se han convertido en escenario de época, que ha recibido una completo conjunto técnico, además de numerosos actores y figurantes, que han participado en la grabación de imágenes que servirán de promoción de un vehículo eléctrico de la marca de automóviles Hyundai.


La localización de los escenarios se ha llevado a efecto por la productora Icecream Pictures, S.L. La mayoría de las escenas han sido rodadas con la mencionada iglesia como fondo, además del conjunto que forma el palacio del Cardenal Diego de Espinosa.

Estos edificios, que terminaron de ser construidos en el siglo XVI, han visto, de nuevo, pasar carruajes arrastrados por caballos, vehículos de la primera mitad del siglo pasado, letreros rotulados en inglés, con un deambular de personas que nos recuerdan distintas películas de éxito en la gran pantalla.

Martín Muñoz de las Posadas es una localidad situada en el kilómetro 115 de la N-601, al oeste de de la provincia de Segovia, en la comarca de la Campiña Segoviana y junto la comarca Abulense de la Moraña. A lo largo de la historia ha tenido sus momentos relevantes, parada obliga en el camino real de Valladolid a Madrid, siendo testigo de notables pasajes de la historia de Castilla. Martín Muñoz de las Posadas pertenece al Sexmo de Posaderas, de la comunidad de Villa y Tierra de Segovia.IMG-


El personaje más relevante nacido en esta localidad fue el cardenal Diego de Espinosa y Arévalo, quien llegó a ser presidente del Consejo Real de Catilla y formó parte del gobierno en el reinado de Felipe II. Durante los años de su influencia política, la villa tuvo su mayor población. La ampliación de la iglesia y construcción del palacio, fue su mayor legado. Sus monumentos, declarados Bienes de Interés Cultural, acogen obras artísticas de autores conocidos internacionalmente.


Ligados al campo

La ocupación de sus habitantes ha compartido el campo como hortelanos y agricultores, cediendo últimamente los hortelanos el espacio a los agricultores. El viñedo, hasta finales del siglo pasado, también tuvo su espacio. Si bajamos al pueblo podemos conocer su interior y sus rincones más interesantes, qué mejor lugar para una primera mirada que la terraza de la torre de su iglesia.

Fuente: www.argi.es