31.5.16

Un vestigio de la trashumancia


El puente de "El Naranjo" testigo de la historia y de actividades milenarias como se muestra en el artículo que recuperamos de "El Adelantado de Segovia" en su número del día 26 de Noviembre de 2014. Importante el esfuerzo que se realiza desde la Asociación Trashumancia y Naturaleza por mantener la actividad objeto del artículo; igualmente, desde esta Asociación de Amigos del Patrimonio solicitamos la intervención de las administraciones competentes para que el puente que muestra la imagen, en el paraje de La Irbienza, se mantenga en píe y continúe prestando su función de facilitar el paso de animales y personas.


G. H. - Segovia | 26/11/2014
El rebaño de 2.000 ovejas merinas que ha pasado por la provincia entró ayer en Madrid.

El rebaño de cerca de 2.000 ovejas merinas que el 16 de noviembre partió del término municipal vallisoletano de Alaejos, pasando a continuación por tierras de Segovia, entró ayer en la provincia de Madrid, estando prevista su llegada a Boadilla del Monte, la meta del recorrido, a lo largo de la presente semana, completando así un viaje de casi 15 días de duración.
Para llevar a cabo esta iniciativa, el ganadero Alejandro Jiménez solicitó ayuda a la ‘Asociación Trashumancia y Naturaleza’, que precisamente ayer recibió un premio de la Fundación BBVA “a la Conservación de la Biodiversidad”, por su impulso para comunicar a través de las vías pecuarias diferentes espacios protegidos de la Red Natura 2000.
El presidente de la ‘Asociación Trashumancia y Naturaleza’, Jesús Garzón explicó que su entidad brinda a los ganaderos trashumantes que lo solicitan apoyo, cediendo un vehículo y colaborando con personal, en concreto pastores que realizan el recorrido y un responsable de la logística del viaje. Sobre la trashumancia del rebaño propiedad de Jiménez, Garzón indicó que el “buen tiempo” ha facilitado el traslado, si bien durante las dos semanas han surgido diversos problemas, entre ellos el del “miedo” de las ovejas a cruzar los ríos, lo que ha obligado a dar “grandes rodeos”. “Era la primera vez que estas ovejas realizaban la trashumancia, así que es relativamente lógico lo que ha pasado”, sostuvo Garzón. Por otra parte, el presidente de la ‘Asociación Trashumancia y Naturaleza’ recordó que la entidad lleva 17 años trabajando para que se mantenga esta actividad milenaria, a la que considera “muy valiosa” para la conservación del patrimonio natural, sociocultural y económico de la Península Ibérica.